Masiva protesta en contra de los “Tarifazos”

Es la segunda movilización vecinal en dos semanas, grupos de ciudadanos autoconvocados y organizados en distintos centros vecinales realizaron hoy una protesta en la esquina de Colón y General Paz para rechazar los distintos tarifazos, como los del gas, la luz, el agua y el transporte urbano de pasajeros.

Se hicieron presente además representantes de los centros vecinales de los barrios Alberdi, Yapeyú, Marechal, Obrero, Renacimiento y Yofre, entre otros. “Ante la grave situación económica que padecemos, fruto de los ajustes, el incremento de los precios, los bajos salarios y jubilaciones y los tremendos tarifazos en la electricidad, el agua, el boleto y en el gas, donde algunas facturas superan irracionalmente el 1.000 por ciento, hecho que torna imposible su pago, hemos decidido movilizarnos todas las semanas hasta que se deroguen los aumentos y no se corten los servicios”, indicaron los convocantes en un comunicado. En tanto, los gremios de la CGT regional Córdoba reafirmaron la convocatoria para el próximo viernes “contra el tarifazo y el ajuste al bolsillo del trabajador”.


Se espera también que el Juzgado Federal número 1 se expida sobre la apelación al fallo del juez Ricardo Bustos Fierro, quien el viernes rechazó el amparo colectivo presentado por 1.200 personas patrocinadas por el abogado Horacio Viqueira. “Me parece que están dadas las condiciones para que la Cámara de Apelaciones diga cuál de las dos resoluciones debe prosperar. En los fundamentos de la apelación está el fallo del juez (federal de Río Cuarto) Carlos Ochoa”, sostuvo el lunes Viqueira. Como se sabe, el viernes pasado, Ochoa ordenó a Ecogas que retrotraiga los valores del gas al 31 de marzo y suspenda los incrementos durante seis meses. Finalmente, la Fundación Pensando Córdoba reunió 500 pedidos de amparo contra los aumentos del gas en barrio Altamira. El titular de la entidad, Miguel Siciliano, dijo que el aumento es “confiscatorio” y viola el principio del derecho de “razonabilidad”, por lo que exigió que la clase política, de todos los partidos, “acompañe a la gente en los reclamos”.