Infantería rodeó la Municipalidad y desalojó la huelga

Los empleados querían impedir la liquidación de haberes con descuentos. El conflicto entre la Municipalidad de Córdoba y los empleados del Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) parece de nunca acabar.

Sin embargo sobre las últimas horas de la tarde los empleados se retiraron del lugar a causa de la intervención de Infantería que desalojó la manifestación por orden del fiscal Rubén Caro, quien aseguró que por el momento no hay imputados.

Durante horas del mediodía, los empleados descendieron a la planta baja donde encadenaron los ingresos para evitar la entrada y salida de personas del edificio.

Todo el conflicto se enmarca en la disputa que el sindicato mantiene con el municipio por la creación del Ente de Servicios y Obras Públicas aprobado en el Consejo Deliberante el pasado jueves.

“Los compañeros de liquidaciones de Recursos Humanos no están pudiendo llegar con el cierre de planillas, sobre todo en un momento clave y puntual que es el cobro del salario. Los descuentos son absolutamente ilegales. Ante eso vamos a hacer todas las acciones legales que a nosotros nos corresponda”, expresó Beatríz Violatto, del SUOEM.

Por su parte el secretario de Gobierno de la Ciudad, Javier Bee Sellares, criticó la manifestación y en diálogo con Radio Universidad expresó: “El intendente con mucha claridad manifestó que iba a seguir acompañando el proceso legislativo de la creación del Ente, y también manifestó que no iba a tolerar más las asambleas en forma permanente. De ese concepto vino el tema del que no trabajaba no cobrara”.

Señaló además que “situaciones como la de hoy no colaboran con un diálogo fructífero”.