Este miércoles empieza el juicio por el crimen de Paola Acosta

23

La Cámara 11 del Crimen dará inicio este miércoles el juicio por la muerte de Paola Acosta, quien fue asesinada a puñaladas a por su expareja y arrojada dentro de una alcantarilla junto a Martina, la hija de ambos, quien logró sobrevivir.

El acusado es Gonzalo Lizarralde, de 36 años, quien será juzgado por homicidio calificado. El juicio contará con la participación de jurados populares.

Además, Lizarralde está acusado por “tentativa de homicidio calificado por el vínculo contra una niña mediando violencia de género y alevosía” por el ataque a su hija de un año y nueve meses al momento de los hechos.

El fiscal Diego Albornoz, quien llevará adelante la acusación, expresó a Radio Universidad: “Estamos preparados para el miércoles, hay como mínimo cinco testigos citados. Es un hecho gravísimo que tiene como única pena posible la prisión perpetua si se lo encuentra como culpable a Lizarralde”. Y añadió que la prueba es “completa y absolutamente suficiente”.

Paola Acosta había desaparecido la noche del 17 de setiembre de 2014, luego que junto a su hija bajó de su departamento en barrio San Martín para recibir en la puerta del edificio a Lizarralde, quien según un fallo judicial debía entregarle la cuota alimentaria para la beba.

Luego de una intensa búsqueda, el cuerpo de Acosta fue hallado el 21 de septiembre en una alcantarilla en el barrio Alto Alberdi, en el oeste de la ciudad.

Aferrado el cuerpo de la mujer se hallaba su hija aún con vida, por lo que fue trasladada a un hospital y permaneció internada por distintas lesiones y golpes varias semanas, hasta que recibió el alta.

Los investigadores determinaron que la noche del 17 de septiembre, Lizarralde iba a ver a la niña por primera vez y a pagar la cuota alimentaria de 1.400 pesos que se había fijado por orden judicial, ya que al negar su paternidad se inició una causa que terminó en un análisis de ADN que la confirmó.

La beba quedó a cargo de sus abuelos maternos y su tía Marina Acosta, quien expresó que su sobrina está muy bien, contenida y cuidada por su familia.
“Sigue creciendo con mucho amor, es muy apegada a su abuela, tiene muchos amiguitos. Sigue creciendo ella, con su realidad”, sostuvo.