Conseguir trabajo, una cuestión de barrio

158

Vecinos denuncian discriminación laboral por los domicilios que figuran en sus documentos. 

En reiteradas ocasiones jóvenes manifestaron que no pueden ingresar en el circuito formal de trabajo porque los domicilios que figuran en sus DNI corresponden a zonas catalogadas como “rojas”.

Los funcionarios de la Provincia reconocen la fuerte impronta del prejuicio en los departamentos de recursos humanos de diferentes empresas. Las autoridades expresaron que directamente ejercen discriminación laboral.

Juan Grosso, presidente de la Agencia de Promoción de Empleo, confirmó la situación. Además informó que hasta han mantenido reuniones con cámaras y empresarios para pedir que se dejen de estigmatizar a grupos sociales a la hora de dar un trabajo.

Desde la Agencia de Empleo brindan capacitaciones en las que le enseñan a los chicos cómo actuar en una entrevista laboral, cómo vestirse y cómo hablar. La iniciativa tiene como fin solucionar el problema.

Este tipo de discriminación se comenzó a visualizar con la implementación del Plan Primer Paso, y está siendo más palpable con el Confiamos en Vos, donde se trata de insertar en el mercado laborále a jóvenes que todavía no han terminado sus estudios. Desde la entidad aseguran que las empresas tienen que flexibilizar sus exigencias para insertar en el mercado laboral a jóvenes desempleados; y citan como ejemplo las dificultades de transporte que existen en los barrios ciudad, donde las líneas de colectivos son escasas y no cumplen frecuencias, lo que imposibilita a veces cumplir horarios.