FIAT suspende personal por el “efecto Brasil”

67
Es por el faltante de autopartes debido a las trabas a las importaciones y la caída del mercado brasileño. FIAT admitió que el cese de la producción podrían “repetirse”.
Como si fuera un eterno retorno al año pasado, el “mal tiempo” económico de Brasil volvió a afectar esta semana a la producción de otra compañía. Se trata de la FIAT, cuya planta se encuentra ubicada en la nuestra provincia, suspendió ayer a los empleados de dos sectores “por problemas de abastecimiento de piezas” del país vecino, admitieron desde la firma. La medida continuará este lunes.

La compañía admitió que el cese del trabajo del personal podrían “repetirse por la situación del mercado brasileño y por restricciones” a las importaciones, a raíz de las trabas cambiarias. “Es la situación general que atraviesa todo el sector”, agregó el vocero de la empresa al diario La Nación.

El cuadro no es nuevo en la industria automotriz. Hace dos años que distintas plantas echan mano a las suspensiones y la recorte temporal de salarios como medida excepcional para contrarrestar la caída de la rentabilidad por la menor demanda desde el exterior. En el caso de FIAT, cerca del 80 por ciento de su producto lo destina al mercado brasileño.

A comienzos de este mes, la producción industrial local volvió a exponer su vulnerabilidad ante los coletazos externos. Según había anticipado semanas atrás, las primeras suspensiones se dieron en la planta de neumáticos FATE de San Fernando y en Siderca, del grupo Techint. Además de la caída de las trabas provenientes de Brasil, en el caso de la metalurgica de Paolo Rocca lo que afectó fue el desplome del precio del petróleo. Ambas empresas sumaron cerca de 5000 empleados suspendidos, quienes cobrarán entre el 75 y 85 por ciento de sus salarios para los días afectados.

El secretario de prensa del SMATA, Leonardo Almada, señaló ayer a radio Cadena 3 que hay negociaciones con FIAT en las que “se están buscando alternativas para ver cómo hacemos con esta baja en la producción”.

La planta de Ferreyra elabora unos 460 autos diarios cuando tiene una capacidad para fabricar cerca de 3.000. El año pasado se fabricaron 95.538 unidades, el 15% menos que en 2013. En el primer trimestre de este año, la caída fue del 15 por ciento.

En otras latitudes del país las dificultades son las mismas. La ministra de Industria de Tierra del Fuego, Carolina Yutrovic, advirtió esta semana que la actividad en la provincia podrá sufrir“dificultades serias” ante la falta de divisas, que impide la compra de insumos importados, y confirmó la existencia de suspensiones de personal en la empresa Brightstar, que produce teléfonos celulares.

La funcionaria del gobierno de Fabiana Ríos, aliada del kirchnerismo, aseguró que en las empresas fueguinas están “a la espera de que se pueda definir el uso de las divisas porque es un tema fundamental para poder contar con los insumos”. “Es una situación que ninguna empresa puede sostener en el tiempo”, afirmó.