Enfrentó a los delincuentes con una katana

2001

El dueño de una casa de barrio Cerro Norte hirió con una katana a tres hombres que lo asaltaron.

El hombre y su mujer sufrieron heridas cortantes en la madrugada del pasado viernes al ser golpeados por tres delincuentes.

Uno de los ladrones estaba armado con una pistola 9 milímetros, que intentó disparar. Durante el asalto, y mientras uno de los ladrones le pegaba golpes de puño a la mujer, el dueño de casa tomó una espada japonesa tipo katana que tenía como adorno y enfrentó a los delincuentes. Los asaltantes subieron a un automóvil Peugeot 206, de color gris, donde se encontraba un cómplice. A poco de arrancar chocaron contra una camioneta.

Media hora después, cuatro sospechosos, tres de ellos heridos, fueron detenidos e internados. Todos estarían fuera de peligro, por lo que una vez que reciban el alta médica van a ser trasladados a la cárcel de Bouwer.

El matrimonio también recibió asistencia médica. La mujer sufrió dos cortes en el cuero cabelludo y una fuerte traumatismo en el lado izquierdo del rostro, mientras que el hombre también fue cortado en la cabeza.

Familiares de las víctimas del robo subrayaron que el hombre no practica artes marciales ni utiliza espadas de manera frecuentes, y sólo tenía dos katanas en su casa como objetos decorativos.

Imágenes viralizadas

De los tres ladrones que ingresaron en la casa de Cerro Norte, dos terminaron con serias heridas. Las imágenes de los delincuentes, que revelan con crudeza los cortes sufridos, circularon por redes sociales y Whatsapp.

Uno recibió un profundo corte en el rostro y en la oreja izquierda (perdió el lóbulo). El otro sufrió una herida en el brazo izquierdo.

Durante la mañana del viernes diferentes fotos del momento de la detención de los sospechosos circularon por Whatsapp.

Pruebas psiquiátricas 

La fiscal del caso, Jorgelina Gutiez, del Distrito 4, Turno 6 ordenó que el hombre sea sometido a una prueba psiquiátrica, mientras que los detenidos fueron imputados de robo calificado.

Lo informó su esposa, quien dijo que ni ella ni su marido descansan desde el viernes cuando se registró el suceso.