Son siete los muertos y aún cientos los evacuados por el temporal

inundaciones cba

Desde el Comité de Emergencia se confirmó la muerte de siete personas y que aún se busca una joven desaparecida. Se normalizan los servicios y el tránsito sobre las rutas.

 

En lo que fue el tercer informe del Comité de Emergencia, constituido debido al temporal sufrido en la zona de las Sierras Chicas, el gobernador José Manuel de la Sota encabezó la conferencia donde en primera instancia se informó la identidad de las siete personas fallecidas a causa del temporal.

El comisario general Julio Cesar Suárez dio a conocer el nombre de las victimas:

De Sinsacate: Colonia Hogar

  • Jorge Moyano de 68 años.
  • Lucía Peralta de Moyano de 66 años.
  • Jorge Luis González de 34 años.

De Río Ceballos

  • Nilce Paola Aubery González de 39 años.
  • Evelin Altavilla de 5 años.
  • Carlos Alberto Rodríguez de 65 años.
  • Juan Roberto Castro de 43 años.

Se encuentra desaparecida en la zona del paraje La Pampa

  • Mariana Di Marco de 21 años.

Por otro lado, se informó que aún quedan 500 evacuados y se estima que el número seguirá descendiendo con la vuelta de los servicios y el retiro de las aguas. Mediante el PAICOR  se seguirá entregando raciones de comida a quienes lo necesiten por falta de  servicios o elementos. Se garantiza el agua para el consumo y se sigue entregando, colchones, calzado, ropa y alimentos a los afectados. Se releva el tipo y cantidad de daños para instrumentar la ayuda futura.

En cuanto al estado de las rutas, se informó que en la zona son 12 los puentes afectados, ocho de ellos presentan daños parciales y cuatro tiene daños totales.  Los equipos de reparación podrán trabajar cuando bajen más las aguas. Sobre el puente que une Agua de Oro–Ascochinga,  sobre ruta E-53, se comunicó que hoy fue habilitado en media calzada y mañana se habilitará completamente.

Sobre la ruta interprovincial entre Unquillo y Mendiolaza continúa cortada unos 300 metros, con banquinas incluidas y los trabajos viales se iniciaran al bajar el nivel de las aguas.