Denuncian ante el INADI a concejal por dichos discriminatorios

Francisco Bedini junto a su hija.
Francisco Bedini junto a su hija.
Francisco Bedini acompañado por su hija.

Lo hizo el Concejo Deliberante de Córdoba, luego de que el edil Eduardo Serrano, de UpC, tratara de “mogólico” a otro. El “infortunio” fue justo antes de distinguir al padre de una nena con Síndrome de Down, que no quiso recibir la distinción.

 

El asesor letrado del Concejo Deliberante de Córdoba, Estanislao Cortes Olmedo, denunció ante el El Instituto Nacional contra la Discriminacion, Racismo y Xenofobia (Inadi) al edil de Unión Por Córdoba, Eduardo Serrano, quien tildó a su par radical, Marcelo Cossar, de “mogólico”.

“Surgió una discusión con el viceintendente y tuve el infortunio de haber mencionado lo que mencioné. No estaba al aire porque no tenía la palabra, fue un comentario a un compañero de bancada. Justo esta persona estaba atrás y lo escuchó”, dijo Serrano, quien luego se levantó y le pidió disculpas públicamente.

El “infortunio” ocurrió en plena sesión cuando iban a distinguir a Francisco Bedini, padre de una nena con Síndrome de Down y que trabaja por la inclusión de chicos con esta enfermedad. Tras los dichos discriminatorios de Serrano, el hombre no quiso recibir la distinción.

El edil aseguró que Cossar “maltrata constantemente” y que tienen “dos compañeras de banca mujeres a las cuales, en distintas oportunidades, ha hecho llorar”, dijo buscando justificar su manera de actuar. “En la banca, lo que dije es que tenía actitudes de una persona mogólica con la cual no se podía mantener una discusión”, admitió.

Desde el Inadi Delegación Córdoba, manifestaron su repudio hacia a los palabras utilizadas como insulto del concejal peronista.

En un comunicado el instituto expresó: “Nuevamente se produce que citando una enfermedad, discapacidad. Síndrome o diferencia se agrede, sin advertir el profundo daño que se inflige a aquellas personas que conviven con las mismas, dándose la paradoja que su discapacidad esta marcada por las barreras que la misma sociedad mantiene y en este caso promueve. Considerar que las palabras ‘bobo’, ‘mogólico’ constituyen un insulto, habla de una profunda ignorancia sobre el tema, pero es nuestra obligación recordar que la ley 23592 sanciona estas expresiones”.