Falleció tras 48 días de haber sido baleado

Hospital-córdobaSe trata de un joven que había recibido una bala en el estómago, fue internado pero se escapó del hospital y luego volvió. Hay un detenido por el hecho.

 

El joven de 31 años murió el miércoles a la tarde en el hospital Córdoba donde había sido internado tras ser baleado en el estomago, en agosto pasado, por un vecino de barrio Yapeyú con el que mantuvo una riña.

Según informaron fuentes policiales, la víctima fatal es Pablo Jesús Daniel Peralta (31), quien el pasado 28 de agosto a la tarde fue internado en grave estado con una bala en el abdomen.

De acuerdo a la reconstrucción policial, aquel día a la mañana, Peralta tuvo una violenta pelea con un vecino de barrio Yapeyú que vive a la vuelta de su vivienda.

El hecho no pasó a mayores y cada uno regresó a su casa, sin embargo en la tarde del mismo día, cuando el joven se encontraba sentado en la plaza de Yapeyú, apareció una camioneta que frenó en el lugar y se bajaron dos hombres. Según los investigadores, los dos sujetos eran el vecino de Peralta y su padre.

Allí, el muchacho y su contrincante se enfrentaron cara a cara, se propinaron reproches mutuos y, en breves minutos, el recién llegado extrajo un arma de fuego y le disparó desde corta distancia. Peralta cayó desvanecido y los atacantes huyeron en la camioneta.

La víctima fue internada en el Hospital Córdoba, donde quedó en terapia intensiva. No obstante, a los pocos días huyó del nosocomio sin tener el alta médica y debió regresar el 9 de septiembre, ya que la herida se había profundizado.

Desde aquel día continuó bajo asistencia médica pero no logró recuperarse. El miércoles último, falleció.

En tanto que el sospechoso del disparo permaneció prófugo y recién fue capturado horas después del deceso de Peralta, en el ingreso a la ciudad de Villa María.

Fue identificado como Hugo Suárez (36), a quien los policías sorprendieron en la madrugada del jueves cuando ingresaba a Villa María en un Ford Focus junto a otras personas y con una identidad falsa.

El automovil fue interceptado por la Policía Caminera a la altura de James Craik, por la autopista, donde se inició la persecución.

En el momento de la detención, el hombre exhibió un documento de identidad a nombre de Jórge Góngora, pero su filiación real es Hugo Suárez. Tenía pedido de captura emitido por la fiscalía de instrucción de Distrito 3 Turno 5, de la ciudad de Córdoba, a cargo de Marcelo Hidalgo.

Al llegar a Villa María, Suarez se encontraba acompañado por otro hombre de 24 años, tres mujeres de 43, 27 y 17 años, y una beba de un año.