Un hombre denunció a McDonald’s por comer una hamburguesa con vidrios

181841_img-480x288

Un hombre denunció ante la Justicia que comió una hamburguesa en cuyo interior tenía astillas de vidrio.

En la presentación judicial se indicó que el hecho ocurrió el martes 23 de setiembre en el local de la firma McDonald’s ubicado en avenida General Paz 134, entre Colón y 9 de Julio en pleno centro cordobés, cuando Edgard Pajón fue al lugar a almorzar junto a su familia.

“Nos sentamos a comer con mi mujer y dos hijos, y cuando ya había consumido la mitad de la hamburguesa siento un corte en la lengua, con la mano me saco lo que había mordido y era una astilla de vidrio, escupo y empiezo a sangrar”, relata Pajón en diálogo con el medio cordobés.

“Me puse tan nervioso que sin querer me tragué dos astillas más, que se quedaron alojadas en el intestino, que por suerte después evacué, pero hasta tanto pensamos que podía pasar cualquier cosa”, explicó.

Pajón contó que en el momento se acercó el encargado del lugar que llamó al servicio de emergencia Vittal, allí el médico dejó sentado en la constancia el diagnóstico “paciente con herida cortante en lengua producida por astilla en la comida. El paciente refiere que también ingirió comida con restos de astilla por lo que se ordena control por guardia”.

Ya en el Hospital Córdoba, le realizaron estudios para determinar si los trozos de vidrio le habían ocasionado lesiones en el tubo digestivo. “A los días expulsé los vidrios que había tragado, eran dos astillas más, que de milagro no me hicieron más daño, pero si eso le pasaba a un niño lo mataba”, añadió.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web