El programa “Mi cepillo de dientes” recorre el norte cordobés

82

odontologia

La propuesta que brinda talleres de higiene bucal y controles odontológicos arribó al departamento de Tulumba. Se otorgaron Kits de higiene junto con folletos informativos y se realizaron charlas sobre salud dental.

 

En el marco del Plan de Desarrollo del Noroeste Cordobés que lleva adelante la Fundación Banco de Córdoba, se desarrollaron hoy las jornadas del programa “Banco de Tiempo y Mi Cepillo de Dientes”. La agencia Córdoba Joven desembarcó en la localidad de Lucio V. Mansilla, en el departamento Tulumba.

En el evento participaron más de cien alumnos de la Escuela “María Laurentina Robledo” Nivel Primario y el Jardín de Infantes “Esther Quevedo” de esa localidad del noroeste cordobés,  los talleres fueron dictados por profesionales que integran la Cátedra de Odontopediatría de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba y por odontólogos voluntarios, egresados de dicha facultad.

A través del programa “Mi Cepillo de Dientes” se logró capacitar y concientizar a niños y padres sobre la importancia del cuidado bucal y el fortalecimiento de la salud dental. De este modo, profesionales especializados les enseñaron a los chicos mediante actividades didácticas y charlas, las técnicas para cepillarse los dientes correctamente. También se otorgó a cada alumno un kit de higiene dental, junto con folletos informativos.

Con respecto a la tarea que desarrolla el equipo de voluntarios, el coordinador del programa Mi Cepillo de Dientes, Dario Caramello, manifestó: “Primero evaluamos el estado de la boca de los niños y en base a eso programamos diferentes tareas en el consultorio. La idea es solucionar estos problemas identificándolos a través del diagnóstico y derivarlos al consultorio, o hacer algún tipo de traslado en los casos mas graves con la facultad de odontología”.

Por su parte, la directora del establecimiento, Alejandra Scarponetti, explicó que la actividad representó un importante aprendizaje para todo el personal que integra la escuela ya que “los chicos desayunan y almuerzan en el comedor de la escuela, y ahora al tener cada uno su cepillo de dientes con su pasta dental, las docentes le vamos a hacer higienizar la boca luego de cada comida. Eso de alguna manera fue un llamado de atención para nosotras que no nos habíamos percatado de la importancia de cumplir con esa instancia”.

Asimismo, la mamá de una alumna de cuarto grado de la institución educativa, Gladys Monje, destacó que “es elemental para los niños participar de este tipo de actividades, por que en esta zona suele ocurrir que en cada hogar habitan familias numerosas y esto hace difícil la tarea de crear el hábito de resguardar la salud dental, por eso es importante que los chicos lo puedan aprender en la escuela”.