Saldo positivo tras finalizar el plan de contingencia invernal

plan de contingencia invernal

Durante los últimos cuatro meses, el sistema de salud provincial reforzó los servicios de atención a menores de cinco años, por infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB).

 

La semana pasada finalizó el Plan de Contingencia Invernal que el ministerio de Salud de la provincia puso en marcha el 12 de mayo, y que permitió, durante cuatro meses, reforzar el servicio de atención neonatal y pediátrica en niños de hasta cinco años con cuadros respiratorios agudos.

Tras un seguimiento realizado en los cuatro meses en una Sala de Situación, se dieron a conocer los datos finales de este plan, que según señaló el ministro de Salud, Francisco Fortuna, “se desarrolló con éxito, logrando contener la demanda de esta población de niños que fueron asistidos en todos los hospitales públicos de la provincia”.

Los resultados comunicados por la secretaría de Prevención y Promoción de la Salud, dan a conocer que durante el mencionado período, sobre un total de 115.996 consultas ambulatorias de niños menores a cinco años por todas las causas, un 24% (27.661) fueron por Infección Respiratoria Aguda Baja (IRAB).

Mientras que de un total de 4.425 internaciones en el mismo grupo etario, un 41% (1.825) fueron por IRAB. Asimismo, de los pacientes que consultaron por esta causa, sólo el 7% de los casos debió ser internado.

En cuanto a la atención neonatológica, en los dos servicios reforzados por la provincia (hospital Materno Neonatal y Maternidad provincial), se realizaron 1.539 internaciones por todas las causas, de las cuales un 7%, que correspondieron a IRAB, (121 casos).

Respecto de los motivos más frecuentes de consulta, en primer lugar se ubicó la bronquiolitis en menores de dos años; le siguieron las bronquitis (crónica y aguda); luego neumonías, en menor medida las infecciones agudas de las vías aéreas bajas y enfermedades de tipo Influenza y por último, el coqueluche o tos convulsa.