Manifestación de Fe por las calles de la ciudad

El arzobispo cordobés señaló el flagelo de la inseguridad, recordó el drama de los saqueos y condenó los intentos de justicia por mano propia.

Como todos los años en Semana Santa, se realizó este jueves una nueva edición de la Manifestación de Fe por las calles de la ciudad de Córdoba. Se trató de la 89ª caminata de la feligresía católica. La procesión comenzó a las 21.30 frente a la Iglesia María Auxiliadora, continuó por las avenidas Colón y General Paz, y concluyó en la ex Plaza Vélez Sarsfield.

Monseñor Carlos Ñáñez presidió la celebración. En su mensaje, el arzobispo de la provincia se refirió a los recientes linchamientos: “La caridad de los argentinos es fuerte, pero está acechada por algunas debilidades, como la indiferencia, el individualismo y la dureza”. Recordó que en Argentina se utilizó la expresión “nunca más” en relación a los atropellos de cualquier tipo a la dignidad de cada persona. “Trabajemos incansable y esperanzadamente por hacer realidad ese propósito”, dijo.

En ese contexto, remarcó que la Semana Santa es “una ocasión para purificar nuestro corazón de estas debilidades y para tratar de sacar lo mejor del mismo para ofrecerlo a los demás”.

En esta ocasión, el lema es “Con Jesús, nos miramos como hermanos”.