Por las incesantes lluvias, quedan 100 evacuados en la provincia de Córdoba

costanera_16

Así lo indicó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini. Las zonas más afectadas son Las Varillas, donde declararon la emergencia hídrica, Morteros y Obispo Trejo.

 

De acuerdo al relevamiento realizado en todas las localidades afectadas por las lluvias este fin de semana, el Gobierno de la Provincia confirmó ayer que se contabilizaron “unos 200 evacuados en toda la provincia”, de los cuales la mitad ya habría vuelto a sus hogares.

Obispo Trejo

En el lugar, se encuentran trabajando dos bombas extractoras de agua. En un principio se evaluó la posibilidad de volar la Ruta 17 para drenar el agua, pero en el día de hoy, esta medida fue descartada por las autoridades.

En esta localidad se contabilizaron 53 evacuados, pero según precisó el intendente, la cifra se fue duplicando durante el transcurso de la jornada. Anoche, en reunión del Comité de Crisis, se resolvió que no habrá clases hoy en ninguna de las escuelas y se tomó la decisión de continuar con el corte de energía eléctrica en la zona este del pueblo, con excepción del edificio del Hospital Municipal. Morteros y Las Varillas fueron dos de las localidades más afectadas por el temporal en el este cordobés. Unos 250 milímetros cayeron, en menos de 24 horas, provocando allí destrozos y anegamientos.

Las Varillas

El intendente Juan Pablo Rujinsky, indicó que ayer, lentamente, la ciudad inició su recuperación, aunque se mantenía el estado de “alerta” y se decretó la “emergencia hídrica” hasta el 30 de abril.

Con máquinas enviadas por la Provincia se construye un terraplén de casi un metro de altura para evitar que ingrese más agua, desde los campos inundados de la zona. En la ciudad ya no quedan evacuados (hubo 60 el domingo) y se relevan los daños para definir asistencias.

Morteros

Aunque quedan barrios anegados, la situación tiende a normalizarse desde ayer. Pablo Mina, secretario de Gobierno, señaló que ya no quedaban familias evacuadas (hubo 60 personas que debieron dejar sus hogares) y se logró restablecer el servicio de electricidad a toda la ciudad.

Carlos Paz

En la localidad vecina, la creciente del lago San Roque dejó varias calles anegadas y dejó dos puentes cortados, tras el crecimiento de los principales afluentes del embalse.

El agua cubrió el Playón Municipal y estuvo a punto de sobrepasar el Puente Central, mientras que en la costanera avanzó sobre el paseo costero. Ariel Ferrando, titular del área de Defensa Civil, confirmó a los medios: “Entraron dos crecientes más de dos metros, una por el río San Antonio y la otra por el arroyo Las Jarillas. Afortunadamente no hubo inconvenientes con pescadores y carpas, no tuvimos que evacuar a nadie, pero varias calles quedaron anegadas”.

carlos paz