Cinco causas nuevas en el histórico juicio por los crímenes cometidos en La Perla y La Ribera

La megacausa que descubre el terrorismo de Estado en Córdoba suma 696 víctimas, 52 imputados, 200 testigos y se extenderá a 2015.

 

El centro clandestino de detención, tortura y exterminio La Perla era el epicentro de la política represiva local hace 38 años atrás. Hoy en día, el edificio, ubicado sobre la autopista Córdoba en Carlos Paz, funciona como espacio de memoria y da nombre al segundo juicio en magnitud por delitos de lesa humanidad de todos los que se desarrollan en el país. Según datos del Archivo Provincial de la Memoria, pasaron unas 2.500 personas por éste centro clandestino, desde el inicio de la dictadura hasta su cierre, en 1978.

La histórica querella (que también suma los crímenes cometidos en el ex centro de concentración La Ribera), finalmente vio la luz, tras diversas dilaciones, en diciembre de 2012. Se extendió durante todo el año pasado y, con la acumulación de cinco nuevos expedientes, continuará en 2015.

En ello coincidieron el fiscal Facundo Trotta y el titular del Tribunal Oral Federal N° 1, Jaime Díaz Gavier. Éste último señaló que “la diferencia más sustantiva de este juicio con los que lo precedieron es su dimensión, su magnitud. Por primera vez se abarca una casi globalidad de temas porque se trata de hechos de antes de 1976 con participación, según la acusación, del Comando Libertadores de América, que luego del 24 de marzo de 1976 pasan a constituirse en una política de Estado”.

En el proceso, once nuevos imputados sumarán un total de 52 exmilitares, civiles y expolicías sentados en el banquillo de los acusados frente al Tribunal Oral Federal N°1 (TOF1) de Córdoba, presidido por Díaz Gavier e integrado por Julián Falcucci, José Quiroga Uriburu y Carlos Ochoa en calidad de cuarto juez.

Además, el caso investiga por primera vez el robo de bebés en la provincia durante la última dictadura militar, a través de 
la emblemática causa de la 
sustracción del nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo filial Córdoba, Sonia 
Torres.