¡Imperdible!: 5 alimentos para tener la “panza chata”

147

alimentos

Llevar una alimentación saludable no sólo es buena forma de sentirnos bien frente al espejo, sino de cuidar nuestra vida y prevenir enfermedades causadas por esos “kilitos de más”.

 

Hay algunos alimentos que no solemos tener en cuenta en nuestro menú diario, y sin embargo son imprescindibles, por sus propiedades antioxidantes, para quemar grasas y “deshincharnos” en poco tiempo. ¿Los vas a probar?

Sandía. Es una fruta súper hidratante rica en licopeno. Este pigmento vegetal, soluble en grasas, también está presente en el tomate y actúa protegiendo a las células humanas del estrés oxidativo, ya que tiene propiedades antioxidantes. Probá comiendo una taza de esta fruta por día, y notarás un buen resultado.

Eneldo.  Es una de las mejores hierbas para lograr una buena digestión. Además, es ideal para aliviar el dolor de estómago. Tomar una taza de té de eneldo es una deliciosa manera de relajar el tracto digestivo y evitar la formación de gases. Diluí una cucharadita de semillas de eneldo en una taza de agua. Hervir a fuego lento durante 15 minutos y colar para beberla.

Ananá. Esta fruta tropical contiene bromelina, una enzima que ayuda a las células pancreáticas a descomponer las sustancias alimenticias. Es utilizada por la medicina como parte de tratamientos gastrointestinales. Tiene propiedades anti-inflamatorias y reduce las grasas del vientre.

Menta. Esta hierba es ideal para cuando buscamos reducir centímetros de nuestra cintura. Masticar sus hojas nos permite liberar la bilis extra de la vesícula biliar, lo cual es importante porque ayuda al cuerpo a digerir las grasas. Una solución rápida es añadir menta machacada al té y beberlo durante el día.

Diente de león. Un ingrediente que puede resultar extraño, pero que es muy eficiente para eliminar las toxinas y el exceso de agua de la zona del vientre. La conocemos como una planta silvestre que crece en cualquier espacio de tierra fértil. Lo ideal es conseguirla en dietéticas o viveros, para asegurarse de que el origen de ésta sea el mejor. Conviene consumirla como una verdura fresca en ensaladas, pero por su sabor amargo no es una de las opciones más elegidas. Lo ideal es utilizar sus hojas y sus flores secas en infusiones que se pueden tomar durante todo el día.

Compartir
Melisa Müller
27 años, Comunicadora Social . Twitter: @Melii_Muller // email: melisa@cordobatimes.com